Los 3 secretos para escribir una Lista to-do a largo plazo (4ª parte)

Este post es el último de una serie de 4 artículos sobre cómo escribir una lista to-do o lista de tareas que realmente funciona.
En posts previos comentaba que si te acostumbras a escribir una lista to-do, normalmente logras controlar los temas urgentes, es decir, los de la lista crítica, con relativa facilidad.la lista to-do, como organizar el trabajo
Lo que suele ser más complicado, en cambio, es gestionar listas a más largo plazo.
Para conseguir organizar mis tareas futuras uso 2 listas, la lista Oportunidad o a medio plazo y la lista En el horizonte.


Si no has leído las entradas previas, te sugiero que las leas ahora antes de proseguir con la última lista, la lista En el horizonte.

La lista En el horizonte
Esta es mi lista de tareas a largo plazo.

¿Cuáles son los secretos para escribir una lista to-do a largo plazo?

  • Incluir tareas que no hay que hacer antes de 10 días –  Son temas que no generan ansiedad, puesto que pueden esperar  como mínimo 10 días. Muchas veces, sin embargo, pueden esperar incluso más tiempo.
  • Anotar todas las tareas que no son urgentes o que no hay que hacer a medio plazo–  Esta lista no tiene un límite de tareas. Puede ser tan extensa como quieras.
  • Revisar la lista cada semana – Esta lista tiende a hacerse muy grande con el tiempo. Al revisarla con esta frecuencia, y no más a menudo, no me siento abrumada por la gran cantidad de tareas. Por otro lado, no queda aparcada mucho tiempo y no se pasan por alto tareas que pueden convertirse en urgentes.

El revisar esta lista cada semana  me resulta especialmente útil.  Es donde suelo incluir más fechas límite, por lo que, en general, cada semana hay alguna tarea que desplazo a la lista a medio plazo.

Si sigues realmente estos criterios lograrás escribir una lista to-do a largo plazo que realmente funciona.

Para adquirir algo de experiencia rápidamente, me parece más recomendable usar de entrada un papel y un lápiz o bolígrafo para escribir la lista to-do.

Con el tiempo, sin embargo, la lista a medio plazo y especialmente la lista a largo plazo pueden llegar a ser realmente extensas. En ese punto, automatizar la lista to-do es especialmente interesante puesto que es más manejable. Una vez has adquirido el hábito, en mi opinión, hay que hacer las cosas lo más sencillas y simples posibles para no abandonar.

Existen herramientas para automatizar la lista to-do, que hacen que ésta sea más manejable.

En un futuro próximo, tengo pensado escribir entradas sobre algunas herramientas útiles para automatizar la lista de tareas y cómo usarlas.
Si te suscribes al blog o lo guardas en tus favoritos, al escribir tu lista de tareas lo tendrás de referencia.

¿Tienes una lista to-do a largo plazo? ¿Cómo la gestionas?

6 thoughts on “Los 3 secretos para escribir una Lista to-do a largo plazo (4ª parte)

  1. Estimada Rosa,

    Gracias por el post. Tras los tres anteriores lo esperaba como agua de mayo. Volver de las vacaciones y encontrarlo colgado ha sido una satisfacción.

    Algún comentario. La lista to-do a largo plazo parece más bien un cajón de sastre. Está claro que al “descontaminar” de lo no – urgente la lista a medio plazo evitas no acabar de los nervios al acumular tanta tarea junta.

    Ahora bien, hecho de menos una visión estratégica en el planteamiento a largo plazo. Creo que este es un problema común: ¿cómo identificar los puntos estratégicos para tu empresa o puesto de trabajo, cómo abordarlos y cómo organizarlos en el tiempo con inteligencia para hacerte con ellos?

    Lo lanzo al aire, por que es evidente que no es tarea fácil.

    Un saludo y gracias por tu blog. Lo leo muy agusto.

    • ¡Hola Juan!

      ¡Gracias por tu apoyo! Motiva saber que te gusta leer el blog.

      Estoy de acuerdo contigo en que es importante un planteamiento estratégico en la lista a largo plazo, para evitar convertirla en un cajón de sastre, como dices. También me parece importante priorizar las tareas en la lista a medio y a largo plazo.

      En mi caso, lo que hago es anotar aparte las tareas que para mí son “estratégicas”. Son items prioritarios, pero no urgentes, que no quiero perder entre las tareas más pequeñas de la lista a medio plazo y que no quiero olvidar.

      Organizar estratégicamente la lista me parece más sencillo si la automatizas. De hecho, fue lo que me movió a usar un programa para hacerlo:Toodledo. Es una herramienta que me resulta muy útil para escribir mi lista. Permite priorizar tareas dentro de cada lista y además establecer otra “categoría” de tareas, en las que puedes incluir tus tareas estrátegicas para tenerlas visibles. Me gustaría abordar el tema con más profundidad en futuras entradas.

      Muchas gracias por tus comentarios.
      Un saludo

  2. Rosa, me han sido muy útiles los 4 posts sobre las tareas… me quedo con ganas. Un tema interesante podría ser la coordinación de tareas en un equipo… cómo delegarlas, asignarlas, seguirlas…

    Contínua así !!!!

    Un abrazo

    Quim

    • Me alegro de que te hayan servido, Quim. Tomo nota de tu sugerencia para futuros posts.
      ¡Gracias por tu apoyo!
      Un abrazo

  3. Pingback: Productividad 3.4 – Tareas a Largo Plazo |

Deja tus comentarios