Como organizar el trabajo cada día: La hora productiva

Conseguir acabar con las tareas diarias se ha convertido en una preocupación constante de cualquier emprendedor@ o empresari@ interesad@ en ser más productivo.
Sin embargo, si tus tareas te ocupan la mayor parte del día y a menudo no consigues acabarlas, difícilmente logras avanzar hacia tus metas.como organizar el trabajo

A veces no resulta fácil saber como organizar el trabajo diario para conseguir acabarlas.

El secreto para lograrlo consiste en usar el poder de la hora productiva.


¿Como organizar el trabajo para lograr hacer más, de forma más fácil, más rápida y mejor en tu día a día?

  • La hora productiva de 55 minutos
    Son 55 minutos y es la llamada hora productiva. ¿Por qué?
    En mi opinión, cada segmento de intensa actividad requiere de un período de recuperación. Lo que hago es trabajar intensamente durante 55 minutos y después descansar 5 minutos.
    Estos 5 minutos de descanso son realmente de descanso.  Le doy a mi mente y a mi cuerpo un respiro; tomo un vaso de agua, como alguna fruta o, a veces hago algunos estiramientos.
    Son 55 min de intensa actividad y concentración. A medida que voy acabando mis tareas las tacho de mi lista to-do diaria. Después me regalo un merecido descanso de 5 minutos. Es casi como un juego.
    En este punto, si me es posible, empiezo otra hora productiva hasta completar un máximo de 2 horas.
  • Limitar el tiempo
    Para poner límites a la hora productiva uso un temporizador.
    Cuando el tiempo acaba, me detengo. La clave está en ser disciplinad@ cuando el temporizador suena y el tiempo termina. Entonces disfruto de mis 5 minutos de descanso antes de volver a empezar.
    Prefiero usar un temporizador en vez de simplemente mirar el reloj. Hay una especie de presión mental, emocional y física en esa cuenta atrás. Para mí es como una carrera, que me ayuda a ser más productiva.
  • Eliminar las distracciones
    Durante esa hora productiva elimino toda posible distracción pasiva, como el correo electrónico, el teléfono, el móvil, la gente de alrededor.
    Apago el móvil y descuelgo el teléfono fijo (¡siempre está el contestador!). Mi correo electrónico no tiene la señal de notificación activada, por lo que no me siento tentada a mirarlo.
    Cierro la puerta de mi despacho, por lo que la gente de mi alrededor, compañeros o familiares, saben que en ese momento no estoy disponible.
    Dejo claro que no acepto ningún tipo de interrupción durante esos 55 minutos, a no ser que se trate de una verdadera emergencia (¡y no suele haberlas!).
    Si quieres estrategias para evitar las interrupciones por parte de otras personas, puedes aprender a decir no sin decir no de forma efectiva o aprender a decir no abiertamente.

Aunque puede resultar complejo decidir como organizar el  trabajo diario, si utilizas al máximo tu hora productiva, conseguirás hacer más, de forma más fácil, más rápida y mejor.

En mi caso, la hora productiva es de 55 minutos con 5 minutos de descanso. Sin embargo, no es igual para todo el mundo. Tu hora productiva puede ser de 40,45,50 minutos con 5-10 minutos de descanso. O quizá te funciona mejor trabajar intensamente durante períodos más cortos, tal como recomienda la técnica Pomodoro, con segmentos de 25 minutos y 5 minutos de descanso.
La clave está en probar y decidir que combinación te funciona mejor.
Es importante, sin embargo, no sobrepasar nunca las 2 horas de trabajo intenso, sea cual sea el esquema que utilices.
Aunque creas que si simplemente sigues trabajando, mejorarás tu productividad, en realidad, lo que consigues es disminuir tu rendimiento. No olvides descansar al acabar el trabajo intenso. El descanso es tu aliado a la hora de mejorar la productividad.

¿Sueles trabajar en segmentos de tiempo y descansar después? ¿Cómo es tu hora productiva? ¿Sabes como organizar el trabajo para completar tus tareas diarias?

8 thoughts on “Como organizar el trabajo cada día: La hora productiva

  1. Buenas,

    Para los que no tenemos despacho, estoy pensando en un “cartoncito” que ponga, ·Es la hora productiva. sssssssssssss…

    Me parece muy buena idea. Gracias por el post.

    • ¡Buena idea, Juan!
      Hay muchas alternativas a cerrar la puerta del despacho; lo importante es que los que estan a tu alrededor “sepan” cuando estas en tu hora productiva.
      Gracias por tus comentarios.

  2. Muy bien Rosa, comparto tu metodología.
    Yo lo organizo por periodos de 90 minutos y descanso 15. A cada grupo de esos los llamo bloques y hago 3 bloques en la mañana. En los 15 minutos bajo a dar una vuelta por la empresa a hablara con la gente y estirarme.
    Y tengo la norma de no mirar los mails hasta después de las 12 am.
    También hay que aclarar que cualquier método de organizacion y focalizacion que se cumpla en un 60 – 80% es todo un exito. No debemos mortificarnos o abandonarlo si no lo cumplimos al 100%. Porque en el día a día hay excepciones, algunas emergencias que cumplir y distracciones humanas.

    • ¡Me alegro, Gustavo!
      Realmente la organización de la hora productiva depende de cada uno; la clave está en encontrar la combinación que mejor te funcione.
      Lo que me parece importante es no sobrepasar las 2 horas sin descansar unos 25-30 minutos ya que la energia del cuerpo decrece y el rendimiento empeora.
      Tu estrategia de no revisar el correo a primera hora es genial. Suele ser el mejor momento para ocuparse de las tareas difíciles que requieren estar enfocad@.
      Como dices, el objetivo de las técnicas de organizacion no es alcanzar la perfección a la hora de controlar el trabajo, sino evitar el estrés. Hay que ser flexible y aceptar que las emergencias e imprevistos ocurren.
      Gracias por tus comentarios.

  3. El método me resulta muy similar al de la Técnica Pomodoro. Creo que cada uno tiene un reloj biológico diferente, y su tramo productivo dura un determinado tiempo. Así mismo, los biorritmos personales también difieren. Yo, por ejemplo, soy muy productivo de 7:00 a 14:00 horas. Por la tarde, mi productividad desciendo en picado.

    • Los puristas de la tecnica Pomodoro dirian que es diferente, puesto que no trabajas en tandas de 25 minutos con descansos de 5 min durante 2 horas para luego descansar 30 minutos. Para algunos seria un ejemplo del llamado “time boxing”.
      Al final el objetivo importante, en mi opinión, nombres aparte, es encontrar tu esquema trabajo-descanso en función de tu agilidad mental.
      No recomendaría, sin embargo, superar las 2 horas de trabajo sin hacer un descanso. Es difícil que tu cuerpo mantenga el mismo nivel de energia muy por encima de ese tiempo.
      ¡Muchas gracias por tus comentarios, Rafael! Un placer tenerte por aquí.

Deja tus comentarios