La falta de tiempo y el estar presente

“No digas que no tienes tiempo suficiente. Tienes exactamente el mismo número de horas al día que tenían Helen Keller, Pasteur, Miguel Ángel, la Madre Teresa, Leonardo da Vinci, Thomas Jefferson y Albert Einstein.”  H.Jackson Brown, Jr.

como mejorar la productividad, estar presenteA veces, cuando nos centramos en como mejorar la productividad, creemos que el problema es no disponer de tiempo suficiente para  hacer todo lo que queremos.
No hay discusión sobre el hecho de que el tiempo es un lujo en el vertiginoso ambiente actual, en el cual no puedes evitar sentir que nunca hay suficiente tiempo.

El tiempo, en realidad, no existe; es una mera invención del hombre para medir los momentos que pasan de un período a otro. Entender esta filosofía no significa que haya que vivir en las nubes y perder toda la conciencia de lo que está ocurriendo a tu alrededor.
Sin embargo, una parte crítica tiene que ver con el propio concepto del tiempo. Si crees que no tienes tiempo suficiente, tendrás razón. Si siempre estás preocupad@ por no tener suficiente tiempo, acabarás malgastándolo aún más.

¿Durante las horas de trabajo o, incluso en tu tiempo libre, corres constantemente de un lado a otro para cumplir un plazo o lograr un objetivo? ¿Tu mente gira constantemente a toda velocidad con todo tipo de pensamientos e ideas?
Aunque pienses que si corres vas más deprisa y que cuando tu mente gira a toda velocidad estás “aprovechando el tiempo”, en realidad, esa mentalidad sólo te genera un estrés estéril.

Sin embargo, en lugar de preocuparte por si tienes tiempo para hacerlo todo, la clave está en ir más despacio y dedicar toda tu atención al presente en todo lo que haces.
Al pensar que no tenemos tiempo para todo, a menudo no estamos 100% presentes en lo que hacemos.

¿Cuántas veces has estado hablando con alguien y te has dado cuenta de que no le estabas prestando atención? A menudo esa persona nota ese “desinterés” y se pierde la conexión, y con ello la oportunidad de tal vez establecer una relación importante. Tienes que ser capaz de cambiar de interacción a interacción y estar totalmente presente en cada una.

Si tu trabajo requiere enfocarse en una tarea urgente, puedes estresarte porque tienes un millón de cosas más por hacer y no tienes tiempo suficiente para hacerlas. O puedes estar plenamente presente en esa tarea; sólo estás tú y la tarea. Una vez acabada, puedes pasar a la siguiente.
Presta atención a cada aspecto de lo que estás haciendo. Si estás completamente presente, las fuerzas externas dejarán de ser un problema; en ese momento el millón de otras cosas de las que preocuparte desaparece.

¿Te interesa como mejorar la productividad? Enfócate en estar presente

Estar presente se convierte, entonces, en un sistema de gestionar cualquier problema de tiempo, cualquier distracción, cualquier situación estresante. Provoca que todo lo demás desaparezca en ese momento, dejándote sólo a ti con lo que tienes entre manos..

Si te das cuenta de que tu mente da vueltas como un elefante salvaje la próxima vez que estés hablando con alguien, ve más despacio y vuelve a estar 100% presente de nuevo.

Al evaluar como mejorar la productividad, aprender a estar presente en lo que haces tiene, en mi opinión, que estar al principio de la lista.

Elige sabiamente como gastar el tiempo que tienes. Elige y mantente presente con tu elección.

¿Sueles estar presente con lo que tienes entre manos? ¿Te parece importante como estrategia para aprender como mejorar la productividad?

Deja tus comentarios