¿Eres reactivo o proactivo?

¿Te consideras reactivo o proactivo?

Ser reactiv@ implica que estableces tu propio comportamiento en función de las circunstancias o de las acciones de otras personas. Reaccionas ante las cosas que van viniendo en ese momento.

Si respondes llamadas de teléfono, contestas correos, reactivo o proactivoatiendes visitas inesperadas o cualquier otra interrupción a medida que llega, durante tu período de trabajo, quizá crees que estás solucionando muchas cuestiones y mejorando tu productividad. En realidad, estás RE-accionando.
Al final el día se te escapa y  no has conseguido hacer nada de lo que tenias planificado.

Reaccionar es un hábito, una acción a menudo tan repetida que casi llega a ser automática.
El problema es que las consecuencias de ser reactiv@ en lugar de proactiv@ impactan directa y negativamente en tu productividad. Lo que logras a menudo es ayudar a los demás a lograr sus objetivos, posponiendo los tuyos propios.

Ser proactiv@, en cambio, significa que prevés los problemas a fin de resolverlos. Decides evaluar libremente una determinada circunstancia y desarrollar soluciones eficaces.

Cuando eliges ser proactiv@ eres dueñ@ de tu propia vida, tomas el control de ti mism@.
Estás automotivad@ por tus propios estándares, de forma que eres independiente de las circunstancias, del ambiente o de las acciones de otras personas.

Siendo proactiv@ consigues aumentar la productividad dirigiendo la atención  hacia aquellos ítems sobre los que tienes control. Estás administrando eficazmente cada minuto, cada hora, cada proyecto, cada cosa que realizas durante tu período de trabajo.

¿Reactivo o proactivo? Aunque no te conviertes en proactiv@ de la noche a la mañana, a veces un simple gesto, una pequeña elección tomada conscientemente es capaz de mejorar tu productividad exponencialmente.

¿Una pequeña sugerencia?

No empieces el día revisando tus mensajes, devolviendo llamadas o respondiendo posts en redes sociales. En su lugar intenta comenzar cada día decidiendo cuál es tu máxima prioridad y trabajando en ella.
Ese pequeño cambio en la forma  en la que usas el tiempo genera una gran diferencia en tus resultados. Al fijar tu agenda proactivamente, estás trabajando para conseguir tus propios objetivos.

¿Reactivo o proactivo? El poder de elegir está en tus manos.

¿Cómo impactan la reactividad y la proactividad en tu productividad personal? ¿Eres reactivo o proactivo?

One thought on “¿Eres reactivo o proactivo?

  1. Pingback: Descubre con qué facilidad puedes mejorar la concentración

Deja tus comentarios