7 Estrategias para decir No sin decir no de forma efectiva

¿Tienes un segundo? ¿Puedes ayudarme en esto unos minutos? ¿Podemos hablar un momento ahora? Por desgracia estas preguntas son frecuentes y el atender a menudo a quienes las formulan te hace perder el foco y acaba afectando a tu productividad.

Uno de los seguidores del blog, en un post anterior como decir no sin decir nopreguntaba por estrategias prácticas para evitar esas interrupciones externas por parte, sobretodo, de compañeros de trabajo, cuando no sabes decir no abiertamente. Es decir, como decir no sin decir no y no resultar “borde” en el intento.

Si no sabes decir no a las personas que te interrumpen, puedes decir no sin decir no estableciendo límites.

Después de luchar durante mucho tiempo contra este tipo de interrupciones, he aprendido algunas estrategias prácticas que me han funcionado realmente.

Son de dos tipos:

  • Preventivas- Destinadas a evitar el acercamiento:
    1. La táctica de las señales externas
      Para empezar, evita que tu espacio de trabajo sea agradable para los demás. Si junto a tu mesa hay alguna silla que invite a sentarse, elimínala.
      Manda señales externas claras que dificulten el ser molestado. El lenguaje corporal es importante y debes transmitir que no es momento para acercarse a ti. Evita el contacto visual si ves que alguien está “rodando” tu espacio de trabajo y tratando de acercarse. Siéntate ligeramente inclinad@ sobre la mesa y no dejes el bolígrafo sobre la mesa, con el fin de transmitir concentración.
      Finalmente, otra opción más llamativa es usar auriculares anti ruido, mejor cuanto más grandes y vistosos. Te aíslan del ruido exterior y dan la sensación de que estás concentrad@.
    2. La táctica de programar las interrupciones
      Si te das cuenta de que las interrupciones suelen producirse más o menos en el mismo periodo de tiempo cada día, ocúpate de actividades menos importantes en los periodos de más interrupciones.
      Programa las actividades de mayor concentración para otro momento y anuncia a “bombo y platillo” que vas a estar ocupado durante ese período para que todo el mundo lo sepa y evite molestar.
    3. La táctica de la reunión
      Consiste en ser difícil de encontrar.Si puedes hacerlo, cuando quieras trabajar en algún tema crítico, vete a otra sala o espacio de trabajo más alejado y privado, como si tuvieras una reunión (¡en este caso contig@ mismo!) sin decirle a nadie dónde vas a estar exactamente.
    4. La táctica de la hora de puertas abiertas
      El estar siempre disponible anima a la gente a interrumpirte cuando les parece. En su lugar, establece una(s) hora(s) de “puertas abiertas” ciertos días. Si animas a la gente a hacerlo, esperarán hasta esos momentos para hablar contigo.

Si aún así, la gente hace caso omiso, puedes pasar a otro tipo de tácticas:

  • Reactivas– Como actuar cuando se ha producido el acercamiento:
    1. La táctica del retraso
      ¿Podemos hacerlo en unos minutos?
      En vez de asumir que tienes que dejar todo lo que tienes entre manos y atender la petición, retrásala para más tarde. Diles que en ese momento no puedes porque estás concentrad@  y ofréceles atenderlos en otro momento.Si la cuestión es realmente urgente e inevitable, intenta descubrir cuanto tiempo será necesario y mantén la interrupción al mínimo: negocia dar poco tiempo en ese momento y planifica acabar de atenderles más adelante.
    2. La táctica de devolver la visita
      En vez de atender a la gente cuando vienen, ofrécete a devolver la visita a esa persona más adelante. Puedes ayudarla cuando hayas acabado y sea un buen momento para ti o incluso aprovechando el tiempo de descanso.De esta forma, al devolver la visita y no estar en tu espacio de trabajo, además puedes controlar tu salida.
    3. La táctica del pacto
      En lugar de atender a la persona que viene, puedes “pactar” con ella rápidamente el momento adecuado para tratar la cuestión.
      Al ofrecer un momento alternativo para la consulta, la gente suele entenderlo y aceptarlo. Con el tiempo “aprenden” a preguntarte directamente por el mejor momento para tratar el tema.

Si nada de esto funciona, solo queda decir No diciéndolo y de forma convincente.

En mi opinión, aunque estas estrategias suelen funcionar, lo más rentable a largo plazo no es decir no sin decir no, sino aprender a decir no de forma efectiva, sin que ello implique tener que ser desagradable al hacerlo.

¿Usas otras estrategias para decir no sin decir no y evitar las interrupciones? Por favor, compártelas. Nos gustaría conocerlas

photo credit: marfis75 via photopin cc

11 thoughts on “7 Estrategias para decir No sin decir no de forma efectiva

  1. Ostras!! Me han parecido estrategias muy interesantes para implementar. Yo trabajo bastante en casa y, evidentemente, el resto de miembros de la familia se creen con la libertad de interrupirme cuando necesitan algo de mi. He aplicado la técnica de los auriculares con bastante frecuencia… y funciona!! También he aprendido a decir No!! “ahora no es el momento para mí. En x tiempo hablamos”. Otro método que suelo utilizar es el de colgar un cartelito en la puerta “estoy reunida y grabando, no molestar ahora”. También lo respetan.
    Gracias Rosa por tus consejos. Me gusta todo lo que nos cuentas.

    • Inma,
      Me alegro de que hayas aprendido a decir No de forma efectiva para evitar las interrupciones. ¡A largo plazo es sin duda la mejor estrategia!
      ¡Gracias por tus comentarios y por tu apoyo! Un saludo

  2. Hola Rosa
    Muy interesante, yo utilizo la de “un momento que estoy liado” y luego le devuelvo la visita. Si te despistas vuelves a caer en la trampa.

    • ¡Es una buena estrategia, Pau! Al devolver la visita, no estás atrapado, controlas el tiempo y puedes irte cuando quieras.
      Como dices, hay ser consciente de ello para evitar “caer en la trampa” de ¿tienes un minuto?
      ¡Muchas gracias por tus comentarios!

  3. Hola Rosa, me ha encatado tu publicación y estoy deseando leer la próxima “aprender a decir no de forma efectiva” mientrastanto practicaré con estas que me vienen genial!!
    muchas gracias.

    • ¡Gracias, Veronica! Me alegro de que te sirvan estas estrategias.
      El post sobre cómo aprender a decir no de forma efectiva llega la próxima semana. Espero que te guste.
      Gracias por tus comentarios.

  4. Pingback: Acaba con el problema de No saber decir no para siempre

    • ¡Me alegro, Gustavo! Gracias por tu apoyo.
      Si te suscribes al blog te llegaran los posts directamente a tu correo. Un saludo

  5. Pingback: 9 formas de mejorar la concentración | Como Organizar El Trabajo

  6. Pingback: 9 trucos para ser disciplinado día a día

Deja tus comentarios